Pennsylvania: La leyenda del hombre Sin rostro resultó ser bien real

Todas la leyendas urbanas tienen algo de verdad... esto fue lo que sucedió con un hombre que se convirtió en mito, sin quererlo

Una leyenda que no fue tal. O si lo prefiere, un hombre que tuvo su historia y terminó siendo leyenda. Tómelo por el lado que más le guste, lo cierto que este relato tiene visos de un cuento fabuloso, al que los diferentes “contadores” le fueron agregando sus improntas, hasta concluir en un mito que seguramente superó todas las previsiones de aquellos que al principio comenzaron a difundirlo.

En Dogma – Argentina, siempre se busca encontrar la verdad y el centro de cada historia, así como en las  investigaciones… ¿Dónde nace todo?, ¿Porqué?, ¿cuál es la razón?, ¿Como se propagó la leyenda?, o cual es definitivamente la verdadera historia….

En el gran país del norte
Si algún día visitás los Estados Unidos o has viajado alguna vez a aquel país, específicamente a la zona oeste de Pennsylvania y decidís quedarte en algún restaurante o bar local, probablemente alguna camarera o bar-tender te cuente la aterradora historia de un ente monstruoso conocido como Charlie No Face (en castellano, Carlitos el sin rostro), un extraño ser también conocido como The Green Man (el Hombre Verde), que se pasea por los caminos y las carreteras con el cuerpo de un hombre promedio, pero piel color verde, además de carecer de ojos, nariz y boca.
En cuanto a las razones de su existencia varían dependiendo de quién te cuente la historia, algunos suelen decir que era un ser demoníaco que buscaba víctimas para llevarlas al inframundo.
Otros que es el verdadero hombre de la bolsa, que los padres de los niños crearon una versión amistosa del mismo para que los pequeños no se asustaran tanto. Pero sea cual fuere la razón, una vez que te cuenten la historia, al dirigirte a tu hotel o tu destino, el temor a que se te apareciera el monstruo sigue latente…
Mucha gente ha ido y venido de Pennsylvania escuchando la historia de Charlie no Face, y posiblemente luego de volver a su lugar de origen la cuenten como una historia más, sin saber la cruda, aterradora y triste realidad.
Fue bien real
Lo que muchos saben, y aún así dudan, es que Charlie No Face fue un hombre de verdad, vivió en Pensilvania y su historia es increíblemente triste. Su verdadero nombre era Raymond Robinson, nacido en 1910 en Beaver Country, del citado estado, a la edad de 8 años tuvo un terrible accidente con un cable de electricidad en el Puente Morado, a las afueras de Beaver Falls.
Y a pesar de que los doctores decían que no sobreviviría, lo logró, pero perdió las partes de la cara ya mencionadas, además de un brazo.
Desde ese momento, y debido a la época, no pudo tener una vida normal, la gente se horrorizaba al verlo por lo que pasó gran parte de su niñez y adolescencia en su casa, ayudando a su familia a fabricar diversas cosas para vivir.

Cuando creció un poco más decidió salir cada noche a dar una caminata, cuando la gente ya estaba durmiendo y no lo podían ver. En ese momento comenzó la leyenda. Desde entonces muchos curiosos salían por las noches a buscar al mítico Charlie No Face.
Entre quienes se cruzaban, algunos lo saludaban, otros lo insultaban e incluso otros le tiraban el auto encima. Lo que causó que poco a poco, Raymond caminara por zonas más y más ocultas, haciendo de su presencia para otras
Y un día desapareció
Finalmente, a inicios de los años ´80 Charlie No Face desapareció, la vejez lo había alcanzado y según registros, falleció en 1985 a los 74 años de edad.
Sin embargo hasta hoy, la gente sigue saliendo por la noche en las carreteras de Pennsylvania a buscarlo y más de uno ha afirmado que lo ha visto caminar como lo hacía hace ya más de 3 décadas.

Facebook Comments

Leave a Reply

error: El Contenido esta Protegido!!! Dogma-Argentina