¿Somos la creación de una civilización extraterrestre?

CIENCIA VS. FE. Científicos habrían encontrado elementos contundentes para probar que la creación del hombre habría sido planeada por seres más avanzados, algo que se contrapone con los preceptos históricos de las principales religiones, encabezadas por el Cristianismo

¿Existirían civilizaciones humanas avanzadas repartidas por toda la galaxia?

A esta altura del elevado desarrollo cultural, tecnológico y social que ha alcanzado el ser humano sobre el planeta Tierra, y más allá de la auténtica fe que moviliza y que ayuda a vivir en ese importante acto para las vidas de millones de hombres y mujeres, hay hechos científicos que jaquean, cada vez con mayor fuerza, uno de los puntos de inflexión la creación, tal y como la cuentan muchas religiones, y en especial el Cristianismo, la más importante de las existentes en occidente. Es que no se va a descubrir nada nuevo cuando se llega a la discusión de la creación misma, pero de igual manera, ya son pocos los que ponen en duda que, desde siempre, existieron otras civilizaciones más avanzadas que la nuestra, esparcidas por toda la galaxia. Lo concreto es que, por estos días, un grupo de investigadores que trabajan en el Proyecto Genoma Humano hicieron un descubrimiento increíble, al encontrar secuencias que demuestran que el hombre tiene al menos raíces extraterrestres.

Lo que descubrieron
Los resultados del estudio han dejado a los cristianos bastante desconcertados. Es que el grupo de científicos consideran que el 97 por ciento del ADN humano que se forma, por así llamarlo, “secuencias no codificadas”, son nada más ni nada menos que el código genético de formas de vida extraterrestre.
Para clarificar el concepto: las secuencias no codificadas son comunes en todos los organismos vivos en la Tierra, desde las células de los peces a las humanas, y constituyen una gran parte del ADN humano, según expresa el profesor Sam Chang, el líder del grupo. Las secuencias no codificadas, conocidas originalmente como ADN basura, fueron descubiertas y su función sigue siendo un misterio. Estos aparentes genes extraterrestres chatarra, simplemente han estado “como de paseo” con el resto de los genes activos, pasados de generación a generación, expresó Chang.
Depués de un análisis completo con la ayuda de otros científicos, de un equipo que integran programadores, matemáticos y otros eruditos académicos, el profesor Chang se preguntó si el “ADN basura” fue creado por algún tipo de “programador extraterrestre”. “Las cadenas de extraterrestres dentro del ADN humano tiene sus propias venas, arterias y su propio sistema inmunitario que resiste vigorosamente todos los tipos de conocidos fármacos contra el cáncer”, explica.
Chang estipula que “nuestra hipótesis es que una forma de vida extraterrestre superior, se ocupó de la creación de nuevas formas de vida en múltiples planetas. La Tierra es sólo uno de ellos. Tal vez, después de nosotros, nuestros creadores nos fueron creando como creamos las bacterias en los laboratorios. No sabemos sus motivos, si era parte de un experimento científico, o una manera de preparar nuevos planetas para la colonización, o es un trabajo a largo plazo para sembrar de vida el universo”
El investigador también señala que “si pensamos en términos humanos, los supuestos programadores extraterrestres probablemente estaban trabajando en un gran código consistente de varios proyectos, y estos a su vez deberían haber producido diferentes formas de vida para diversos planetas. También deberían haber intentado varias soluciones. Escribieron lo que podría describirse como el gran código, lo desarrollaron, no les gustó alguna función, fueron cambiando y añadiendo nuevas funciones, lo ejecutaron de nuevo, mejorado, intentándolo una y otra vez”

A qué se llega
El equipo de investigadores del profesor Chang llega a la conclusión de que “los programadores extraterrestres” pueden haber recibido la orden de borrar todos sus planes idealistas para el futuro cuando se concentraron en el que él denomina “proyecto Tierra” para terminarlo en el momento adecuado. Probablemente los “programadores extraterrestres” cortaron drásticamente el “gran código” y/o entregaron sólo las características básicas previstas para la Tierra.
Chang es sólo uno de varios científicos y otros investigadores que han descubierto orígenes extraterrestres para la humanidad. Junto a su equipo muestran que las diferencias aparentes en la secuencia del ADN, precipitados por una supuesta carrera para crear la vida humana, dotó a la raza humana con un crecimiento descontrolado de células que conocemos hoy comoprofesor-chang- cáncer.
Para Chang lo que se observa en nuestro ADN “es un programa que consiste en dos versiones, un código básico y un gran código, lo que nos lleva a afirmar que el primer hecho es que el programa completo de ninguna manera estaba escrito en la Tierra, es un hecho confirmado”.
El segundo hecho, para Chang, es que los genes por sí solos no son suficientes para explicar la evolución. “Debe haber algo más en el juego. Tarde o temprano vamos a tener que hacer frente a la idea increíble que toda la vida en la Tierra lleva códigos genéticos de nuestros primos extraterrestres (por llamarlos de alguna manera) y que la evolución no sucedió de la manera que pensamos”, terminó diciendo el investigador.

Opiniones encontradas
Las coincidencias entre las opiniones de los religiosos es casi unánime, en contraposición a lo marcado por el profesor Sam Chang, quien por otra parte, es un personaje que ha generado bastante polémica. Sin embargo, vale la pena, como resumen, tomar la de Olf Arlstrom, un pastor Protestante de orígen sueco que reside en Estados Unidos, quien declaró sin dudar: “Lo que expresan los científicos es imposible, sabemos que el hombre fue hecho de barro, así dice la palabra de Dios y es inmutable, sin duda es la obra del enemigo para mantener a la gente lejos del camino del Señor, porque en la biblia está escrito que Dios es Dios de todos y quien crea en él estará a salvo, de lo contrario estará condenado. La verdad está en la Biblia”

Una teoría que cada
tanto se renueva

Según varios investigadores del fenómeno OVNI, la Tierra sería uno más de los muchos planetas habitados en el interminable Universo. Incluso como las del investigador e historiador suizo Erich von Däniken, quien asevera que mucho de lo que pasó en la antigüedad sucedió a partir de ellos. Y, para muchos de esos entendidos, justamente los hombres no seríamos de los más avanzados, sino que estaríamos en una segunda fase inicial de evolución, aunque inferior a muchas otras razas. Si esta afirmación es tal, entonces que el hombre haya sido “creado” de un proyecto de alguna civilización superior, a modo de proyecto, a partir de mutaciones artificiales de otras razas ya existentes, y que seamos “monitoreados” no es una observación para nada descabellada. Por más que aquellos creyentes de lo que marcan los libros sagrados de diferentes iglesias piensen lo contrario.
——

 

 

Facebook Comments

Leave a Reply

error: El Contenido esta Protegido!!! Dogma-Argentina