Filtran más de 1.500 documentos secretos sobre un programa relacionado con los OVNIS

Después de más de cuatro años, salieron a la luz los archivos de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de Estados Unidos que incluyen desde informes científicos encargados por el Gobierno hasta cartas al Pentágono sobre los extraterrestres.

Salió a la luz documentación inédita sobre OVNIS perteneciente a Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de Estados Unidos.
Salió a la luz documentación inédita sobre OVNIS perteneciente a Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de Estados Unidos.

Después de más de cuatro años, salieron a la luz más de 1.500 documentos de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) de Estados Unidos que incluye informes científicos encargados por el gobierno y cartas al Pentágono sobre el programa OVNI

La investigación incluye informes sobre los efectos biológicos de los avistamientos de ovnis en humanos, tales como quemaduras, problemas cardíacos, trastornos del sueño, e incluso sucesos extraños como «secuestro aparente» y «embarazo no explicado».

El informe señaló que a menudo estas lesiones están relacionadas con la radiación electromagnética y las vincula con «sistemas de propulsión relacionados con la energía».

Asimismo, el informe -elaborado para la DIA- advierte que tales objetos pueden ser una «amenaza para los intereses de Estados Unidos«.

Se descubrió que los humanos resultaron heridos por «exposiciones a vehículos anómalos , especialmente en el aire y cuando están muy cerca», se lee.

El informe agregó que tenía 42 casos de archivos médicos y 300 casos similares «no publicados» en los que los humanos habían resultado heridos después de encuentros «anómalos».

En ese contexto, AATIP fue un programa secreto del Pentágono que se desarrolló entre 2007 y 2012 para estudiar los ovnis.

Fue descubierto por el ex funcionario de Inteligencia convertido en denunciante Luis Elizondo, quien dirigió el programa, en 2017.

Videos bomba de avistamientos de ovnis inexplicables por parte del personal militar de EE. UU., investigados por AATIP, también se publicaron por primera vez en ese momento.

Video del infame encuentro ‘Tic Tac’ cerca del USS Nimitz en 2004.

Las revelaciones del programa marcaron un cambio radical en la forma en que los EE. UU. hablan de los ovnis, ahora más conocidos como fenómenos aéreos no identificados (UAP, por sus siglas en inglés).

Y el fenómeno pasó de ser marginal a convertirse en una seria preocupación de seguridad nacional discutida por legisladores, funcionarios de defensa e incluso por los expresidentes Barack Obama y Bill Clinton.

Un documento fascinante incluido en un informe de Acquisition Threat Support, establece cómo categorizar el «comportamiento anómalo», con encuentros con «fantasmas, yetis, espíritus, elfos y otras entidades míticas/legendarias» clasificadas como «AN3».

También se clasifican los poltergeists, los círculos de las cosechas, la combustión humana espontánea, las abducciones extraterrestres y otros eventos paranormales.

Los estudios sobre tecnologías avanzadas, como capas de invisibilidad y robots controlados por la mente, también se incluyen en el documento.

No obstante, otros documentos obtenidos incluyen estudios sobre la comunicación con civilizaciones extraterrestres y planes para la exploración y colonización del espacio profundo.

Video tomado por pilotos de la Armada que muestra interacciones con “fenómenos aéreos no identificados” (AFP).

La gran cantidad de documentos recientemente publicados contiene cartas del senador Harry Reid, quien solicita que el proyecto se clasifique como de alto secreto, y documentos sobre contratistas.

Muestra cómo se otorgó un contrato a Bigelow Aerospace Advanced Space Studies (BLASS) por $ 12 millones, en particular el único contratista que ofertó por el trabajo, para estudiar «amenazas de armas aeroespaciales avanzadas desde el presente hasta 40 años en el futuro».

En una carta de 2009, el senador Reid describe cómo el programa ya ha identificado «varias tecnologías aeroespaciales no convencionales altamente sensibles» que requerían «protección extraordinaria».

u solicitud de «programa de acceso especial restringido» para el trabajo de BLASS fue rechazada por los funcionarios de la DIA.

El año pasado, el Pentágono publicó un informe sobre lo que sabe sobre una serie de misteriosos objetos voladores que se han observado en los espacios aéreos militares durante las últimas dos décadas.

El informe, publicado en el sitio web de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, examinó 144 informes de encuentros con lo que el gobierno consideró un «fenómeno aéreo no identificado».

Esto se produce cuando el Pentágono abre una nueva oficina para investigar los ovnis, sus orígenes y los intentos de «capturar o explotar» una de las naves misteriosas después de una enmienda a un proyecto de ley de defensa presentado en el Senado de los Estados Unidos.

La unidad dedicada se denomina Oficina de Vigilancia y Resolución de Anomalías (ARSO) y tiene como objetivo analizar si las extrañas naves que, han estado zumbando en el ejército de los EE. UU. pertenecen a tecnología china o rusa, o algo más extraño.

Carta del Senador Harry Reid afirmando que los hallazgos del programa exigen «protección extraordinaria» (DIA).
Carta de la Agencia de Inteligencia de Defensa que confirma la publicación de 1574 páginas de archivos (DIA).
Facebook Comments

Leave a Reply

error: El Contenido esta Protegido!!! Dogma-Argentina