Investigación Sierra de los padres – Mar del plata

Grupo Dogma, Investigación completa en sierra de los padres....

En el viaje a Sierra de los padres, aprovechamos para hacer investigaciones también históricas, sobre lugares que suelen contener sus propias leyendas, una de estos lugares que quedaba en nuestro recorrido y meritaba la visita era la Iglesia Eustaquio Aristizábal .. Les dejamos el informe de la misma aquí: Caso Iglesia Esutaquio Aristizábal

INVESTIGACIÓN DE SIERRA DE LOS PADRES

Para entender las misteriosas apariciones y hechos paranormales que se producen sin solución de continuidad en una amplia residencia de una estancia ubicada en la localidad bonaerense de Sierra de los Padres, habrá que retrotraer todo a lo sucedido allí años atrás.

Emplazada sobre la ruta 226, que une Mar del Plata con Balcarce y a escasos metros del ingreso al camino que va a la Laguna de los Padres, la residencia fue habitada hace años por el hijo del dueño de un importante frigorífico de renombre nacional. Así, en la década pasada, el joven habitaba la estancia y solía realizar reuniones en el lugar con mujeres, amigos y en teoría, mujeres de la noche que asistían al lugar… Sin mayores indicios que los relatos de la época y unas muy pocas pruebas periodísticas, logramos conseguir la siguiente información

Este muchacho una noche en la que se encontraba con una mujer, comienzan a discutir, la discusión va en aumento y en un momento de rabia extrema, empuja a esta mujer golpeando su cabeza en un mueble que se encontraba en la amplia sala de recepción de la finca. Una vez cometida la atrocidad, aparentemente habría hecho desaparecer el cuerpo y se dio a la fuga. Versiones extraoficiales indican que, tras tomar conciencia del crimen cometido, huyó a algún sitio indeterminado de Europa, probablemente con una identidad falsa, y jamás se supo algo más de él. (Los dueños actuales comentan que reapareció al tiempo, con el pretexto de querer recuperar la propiedad, pero se sospecha que era para «investigar» si se sabía algo del asesinato, así como re apareció desapareció y nunca se lo volvió a ver.

Tampoco se pudo encontrar el cadáver de la muchacha en un predio con varias hectáreas, durante las investigaciones policiales que no arrojaron resultados positivos y se fue perdiendo el caso en el tiempo. El hecho sumió en un profundo dolor al padre del prófugo, por lo que el empresario vendió tiempo después la finca, y más adelante cerró las puertas del frigorífico en 2012, reactivándose recién el año pasado, adquirido por capitales chinos.

Adquirido por otra familia de empresarios, de todas maneras el predio volvió a cambiar de dueños al poco tiempo. Pero tanto quienes le compraron el sitio al desdichado propietario, como los actuales moradores del lugar aseguran haber vivido y aún padecer extraños sucesos. Lo más sorprendente es que han visto la presencia de una entidad con la forma de una mujer vestida de rojo que suele moverse entre quienes habitan el sitio.

Otro hecho que padecen quienes suelen residir temporariamente el sitio es que no están cómodos si se encuentran en el quincho o el amplio salón de estar, como si se sintieran observados, cuando se encuentran solos o acompañados, aunque no se divise a nadie. Asimismo, a casi todos quienes arriban al lugar les ha pasado que, ni bien se bajan del auto en la parte posterior de la vivienda, suelen ver a alguien en remera blanca que se mueve raudamente y desaparece, o está a metros, mirando todo. Y también se han referido a la presencia de un pequeño que pasa por entre quienes arriban.

Un sitio de ensueños.

La bella residencia a la vera de la ruta tiene una entrada con un camino coronado por dos filas de frondosos árboles a cada lado, de más de 100 metros de largo, que se entrelazan en sus copas y conforman un techo natural, y ya en la casa misma está rodeada de un amplio parque y todas las comodidades que uno pudiera imaginar.

A la izquierda del camino, un campo de una obra social hace aún más íntimo el sitio de la residencia. El amplio y cómodo caserón tiene más de diez habitaciones, que comparten varios baños, una sala de calderas, una cocina bastante amplia y que divide un quincho totalmente cerrado como parte de la edificación, con una parrilla que es el sueño de cualquier asador. La sala de estar es en realidad un salón de estar enorme, que posee desniveles en el piso, dos puertas de ingreso desde el exterior, una al frente, junto a una hermosa piscina, y la posterior, donde hay un techo que permite a los visitantes ingresar con el automóvil, para así descargar el equipaje.

A posteriori, largas extensiones de campo con diferentes cultivo (al realizarse la investigación, se estaba construyendo un muro, para dividir la finca del campo). Todo parquizado con un prolijo césped, el jardín y la pileta posee a su alrededor sillones y sillas, para quienes disfrutan de un día soleado en tan bello sitio, que es mantenido por un casero.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La investigación

El equipo de investigaciones paranormales Dogma-Argentina (Ariel Martín Lopez, Guillermo Pickman, Luis Preacher y Jorge Fernández Gentile) arribó con más de 24 horas de antelación, y una vez que el casero entregó las llaves del sitio, quedaron solos, para iniciar un estudio detallado del lugar, ya que si bien tenían el aporte informativo de lo que sucede en la casa de parte de los actuales dueños, quisieron adelantar su estadía para estudiar bien cada rincón, familiarizarse del lugar, hasta entonces solo conocido por fotos.

Aquí, hay que destacar algo muy importante: ya en la primera noche los integrantes del grupo (gente acostumbrada a este tipo de investigaciones) vivieron algunos hechos menores, como la presencia de estar siendo “observados”, de sentir las presencias de entidades, aún mientras compartían un asado, a altas horas de la noche.

De todas maneras, la investigación arrancó cerca de las 22.10 del sábado, bajo la dirección del líder del grupo, Ariel Lopez, y tras el armado conveniente todo el profuso equipo desplegado en diferentes sitios, en algunos casos y otros portables para el equipo. Se utilizaron cámaras fotográficas fijas y móviles, que pudieran detectar en disparos al azar alguna entidad; sensores de movimientos, grabadores de audio de baja frecuencia (con Pickman a la cabeza, por ser su especialidad), medidores de temperatura, ghost-meter, medidores K2 de campos electromagnéticos, linternas especiales, Tabla ouija, armada como parte de una probable conexión, dos laptops, donde registrar data y almacenar pruebas y obviamente cámaras de video, en especial para toma de imágenes en la oscuridad (con la experta mirada de Preacher detrás de la lente), más el acompañamiento de Jorge Fernández Gentile, colaborando en los controles de tiempo y pasos a seguir, y registrando todo lo que fue pasando, para luego elaborar el informe final.

Tras una recorrida por el salón central, en la que ya los sensores K2 manifestaron ciertas anomalías, aunque producidas probablemente por el cableado eléctrico, el equipo se decidió investigar el ala derecha de la edificación, donde se concentran la mayor cantidad de habitaciones, la mayoría con baños, todo dividido sobre un pasillo que culmina en el cuarto principal de los dueños de casa (donde no se ingresó).

A continuación la primera parte del documentar realizado por Luis Preacher con toda las intimidades de la investigación, podrán encontrar los siguientes capitulos en nuestro canal de youtube. Dogma – Argentina.

Algo de confusión

Si bien la pasada en medio de la oscuridad arrojó algunos valores erráticos en los detectores de actividad, en especial en un cuarto junto a la entrada al salón, no hubo interacción posible, aunque en más de una oportunidad los investigadores sintieron la presencia de entidades como si los observaran.

Asimismo, Lopez captó (y trató infructuosamente de fotografiar) a una entidad que se movía por el lado externo de la casa, mientras que, una vez concluida esa pasada, Fernández Gentile percibió algo que pasó a su lado, como si fuera un niño o un animal), pero tampoco se pudo registrar.
Una vez cumplida esa primera pasada, y dadas las enormes dimensiones del sitio, al revisar las fotografías tomadas por las cámaras fijas y móviles, una imagen fantasmagórica sorprendió al grupo, mientras que por streaming había una interrelación entre los investigadores y quienes seguían la labor.

Esa imagen difusa, poco clara, obligó al grupo a detenerse en esa foto, y si bien las dudas quedaron abiertas en ese momento (No se podía analizar detalladamente) días después se confirmó que la foto correspondía a una pasada de los investigadores, que en el movimiento y al impactar el flash contra un espejo en la oscuridad distorsionaron ese paso. Y pudo confundir.

Segunda pasada

Si bien se siguieron efectuando mediciones en el amplio hall central, al que se regresaría por última vez, y después de “excursiones” individuales por el jardín (en algún momento, alguien divisó una posible figura en una hamaca paraguaya que se encontraba del otro lado de la piscina, frente a la entrada a la residencia, pero no hubo mediciones de relevancia), el segundo sitio elegido, donde ya la noche anterior los investigadores habían tenido sensaciones “raras”, por así decir presencias que no alcanzaban a verse, fue el denominado quincho.

Otro sector rectangular, donde se ubica una completísima parrilla con dos tapas que evitar el humo, una amplia mesa de madera y sillas, este sector, opuesto a donde se encontraban las habitaciones, mostró algunas actividades en los medidores de energía, baja de temperatura e, inclusive, Ariel Lopez refirió haber sentido “alguien” que tenía sentado al lado suyo (pero estaba solamente él, en ese sitio).

De todas formas, y aunque las mediciones marcaban que los integrantes de Dogma no eran los únicos “habitantes” de la residencia, (se encontraban en la hora ideal, pasadas las 3 de la madrugada de una muy fría noche) no se alcanzó a conseguir una interacción en cada intento que se hizo. A la salida de ese nuevo espacio investigado, otra vez Lopez refirió ver alguien o algo que literalmente atravesaba la puerta que da a la pileta. Tras una pausa, se decidió realizar una experiencia diferente. Inédita para el equipo

Antes de realizar esta experiencia que contamos a continuación, decidimos dejar una cámara con sensor de movimiento para cubrir esta zona donde habíamos percibido mucha actividad y el resultado de esto, son las siguiente imágenes.

Los integrantes de Dogma, luego de atender requerimientos de los seguidores vía streaming por Facebook, decidieron “encerrar” a uno de los protagonistas en un sector, utilizar dos cámaras, una por detrás y otra frente a

Fernández Gentile,

Jorge Fernandez Gentile atravesando su primer experiencia en solitario.

Guillermo Pickman un ávido investigador en su momento culmine en solitario.

El elegido para la primera experiencia. Munido con una linterna, un medidor K2 y un intercomunicador, fue ubicado, obviamente a oscuras, en el sector derecho de la casa, a la entrada de la zona de habitaciones. Allí, solamente alumbrado por la linterna, y con los equipos apuntándole, era recepcionado desde el patio, a unos 10 o 12 metros, pero solamente a través de la cámara y del audio.

Luego de unos ajustes lógicos para una experiencia nueva, Jorge terminó su vivencia de aproximadamente 10 minutos, sin notar diferencia alguna, aunque con sensaciones encontradas, como de estar siendo observado. El equipo, alentado por la experiencia, envió entonces a Pickman a efectuar igual tarea, y si bien el K2 marcó algunas señales, quizá motivadas por la interferencia con el intercomunicador, también salió de ese sitio totalmente encerrado y a oscuras sin alcanzar una interacción.

El salón central

Luego de que el equipo se percatara de que dos luces ultravioletas (de esas que se utilizan para atrapar insectos) ubicadas una en el salón principal y la otra al ingreso del quincho pudieron haber actuado en forma negativa para la interacción (dichas luces “repelen” cualquier actividad) y tras apagarlas, se intentó un último y definitivo contacto con entidades, ya en el salón principal.

En este preciso momento suceden varias interacciones y logramos captar la imagen que verán a continuación: Sobre la pared ubicada a la derecha del ingreso a la cocina, una foto registró una etérea imagen de una mujer, con un corte de pelo tipo melena y flequillo, que desapareció poco después, cuando la cámara, que giraba 360 grados volvió a disparar hacia ese sector.

Por entonces, aproximadamente a las 5 de la mañana y en la mayor de las oscuridades, los investigadores sabían que detectores de movimientos habían registrado extrañas figuras junto al pasillo que bordea la pared del fondo, camino al quincho. Pero la noche parecía haberse cerrado a cualquier intento de lograr una comunicación. La temperatura había ido bajando, pero no abruptamente (salvo un momento en el quincho y un audio que encontraran al final, en un momento donde todos escuchamos un «Graznido» sin procedencia alguna), como para alcanzar otros resultados.

En el siguiente video podrán apreciar que ni bien gira la cámara al inicio, una estela se dibuja en el aire y se quiebra en dos… Por otra parte, casi al finalizar el video podrán apreciar (escuchar con auriculares) una risa macabra que fue captada por la cámara…

El equipo de Dogma, tras recolectar cientos de fotografías, imágenes de diferentes tipos y registros auditivos, así como también otras mediciones, y de tomar el tiempo suficiente como para analizar pormenorizadamente un caso con muchas aristas y de tamaña dimensión llegó a la siguiente consideración:

Los resultados que arroja la investigación son contundentes, al momento de entregar la evidencia y el análisis del mismo, pudimos concluir con los actuales habitantes del lugar que tanto las fotografías como audios y videos representan las mismas interacciones recolectadas en las historias de cada uno de los entrevistados …

Podemos apreciar en las fotografías recolectadas en el Quincho del lugar, unan figura alta, con flequillo (representando perfectamente lo recolectado en las charlas previas) que fue tomada con un sensor de movimiento y en total oscuridad, como así también una figura parada detrás de Ariel Lopez en el living en la puerta de la cocina que condice con las descripciones de los habitantes. Como broche de oro, podemos recurrir a la interacción que documentamos con una máquina de fotos que saca cuadro por cuadro, según el movimiento captando como una especie de energía pasa por enfrente del sensor de movimiento y este se enciende (irrefutable evidencia, un sensor de movimiento activo por nada visible) o los audios que tan contundente mente responden a las premisas, hasta el punto de decir el nombre de nuestro grupo en el último audio recolectado.

(Ver el cúmulo de energía y su trayecto al entrar a una habitación, prende el sensor y al irse no. pasar foto por foto para observar el movimiento)

A continuación el grupo de audios recolectados y su explicación:

Todas estas evidencias recolectadas, sumadas a las historias y las experiencias vividas por cada investigador durante la investigación, certifican que el lugar esta activo, que actividad paranormal se esta manifestando en el lugar y que después de todo lo recolectado, volveremos al lugar a intentar ayudar a estas entidades a continuar su camino…

Facebook Comments

Leave a Reply

error: El Contenido esta Protegido!!! Dogma-Argentina