¿Tendrá algo que ver el efecto del devastador terremoto y tsunami que en 2011 se cobró la vida de más de 19.000 japoneses, lo que ha derivado en una verdadera explosión de inexplicables casos de paranormalidad? Muchos de los investigadores de varios hechos aseveran que los reiterados relatos de muchos taxistas nipones, sobre terroríficos casos de supuestos fantasmPag 6 taxis y fantasmas tsunamias que hacen uso de sus servicios, acompañando a personas comunes

Cuestión de creencias
No fue una fecha más. Ni un simple desastre natural. El 11 de marzo de 2011, un tremendo terremoto de gran magnitud, monitoreado en 8,9 grados en la escala de Richter sacudió al Japón, lo que provocó un tsunami con olas que llegaron a los 40 metros de altura. Este aterrador fenómeno natural, así como la posterior destrucción de la planta nuclear de Fukushima, se cobró la vida de casi veinte mil personas y causó el desplazamiento de otros 150.000 habitantes del noreste de la gran nación oriental.
Luego de semejante sacudón anímico y en todos los sentidos, según muchos japoneses, los espíritus de las víctimas aún rondan por las calles de las diferentes ciudades niponas. Por eso, no ha resultado Pag 6 taxis y fantasmas2extraño para sus habitantes que, en los últimos meses, varias historias de fantasmas se han hecho populares en muchos sitios. Y, sorprendentemente, entre los conductores de los diferentes medios de transporte, quienes dan testimonio de hechos increíbles y aterradores. ¿Verdaderos o ficticios? Mucho tiene que ver con la creencia de cada uno.

Pasajeros fantasmales
Todo parece indicar que en Japón, ya es una leyenda urbana que se repite sin solución de continuidad. Así lo confirman al menos siete conductores de taxi de la pequeña localidad de Ishinomaki, al noreste de Japón, una de las tantas que fuera devastada por el terremoto, según informó el diario regional Asahi Shimbun.
Así, según una leyenda cada vez más creciente, un pasajero ingresa al vehículo y después de activar el taxímetro, el conductor pregunta por el destino, pero recibe una respuesta muy extraña, a partir de una voz de un tono lúgubre. Entonces, el taxista, extrañado primero mira por el espejo retrovisor y sorprendido, luego se da vuelta y al dirigir su mirada al asiento trasero, quien maneja se percata que el viajero ya no se encuentra sentado en el vehículo.

Más de lo mismo
Otro taxista nipón relató la historia de una joven que se subió a su vehículo y pidió que la lleve al distrito de Minamihama, uno de los lugares más devastados por el terremoto. El conductor asegura que después de pedirle la confirmación sobre el destino, dado que se trataba de un sitio que para entonces se encontraba “casi deshabitado”, la joven, con voz temblorosa preguntó: “¿Estoy muerta?”. Según el conductor, al girar la vista, observó que la supuesta mujer había desaparecido.

En algo coinciden
Muy pocos detalles distinguen a estas historias, pero todas tienen algo en común: jóvenes vestidos con un abrigo piden que los lleven a sitios extraños, devastados por el terremoto. Los taxistas japoneses incluso tipag 6 taxis, fanttasmas y terremotoenen un nombre común para todos estos casos: afirman que llevaron otro “pasajero fantasma”.

 

Para ver video, ingresar al siguiente link:

https://giphy.com/gifs/tURrWlpA0wc6s?utm_source=iframe&utm_medium=embed&utm_campaign=tag_click

Facebook Comments

Leave a Reply

error: El Contenido esta Protegido!!! Dogma-Argentina