La Paz, Baja California Sur.- La celebración del Día de las Madres tiene sus antecedentes en la Grecia antigua en honor de Rhea, conocida como ‘la madre de los dioses’.

Presentamos la leyenda de la “Ahorcadita”, personaje que ha trascendido en la historia del Pueblo Mágico de Todos Santos, en Baja California Sur.

 Al respecto Gilberto Manuel Ortega Avilés, egresado de la carrera de Filosofía por la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), comentó que se cuenta en muchos libros locales, uno de ellos “Mitos, Leyendas y tradiciones sudcalifornianos” de Leonardo Reyes Silva, que al oeste del poblado de Todos Santos, por la zona que el camino lleva a la cañada honda, la pastora y las playitas, bajo un árbol típico de la zona llamado “Palo Blanco” se encuentra una tumba sin epitafio y sin nombre solo con un letrero que dice “La Ahorcadita”.

“Los lamentables acontecimientos nos trasladan a los últimos años del siglo 18. En el libro anteriormente mencionado, se encuentra el testimonio de doña Cleotilde Cota de Monteverde, quien relata la leyenda tal y como se la contaba su madre cuando era niña, y como seguramente la leyenda ha sobrevivido hasta nuestros días. El mito cuenta que Matilde era una joven recién casada de tan solo 18 años y vivía con su esposo, su suegra y su cuñado de 9 años en la huerta llamada ‘La diabla’. El día de la tragedia el esposo de Matilde se había ido a realizar sus labores habituales, quedándose ella a cuidar el campo de calabazas que cultivaban, durante el día por el sembradío pasó un viejo conocido Astolfo Monteverde quien saludo alegremente y sin malicia: ¡Qué chulas están tus calabazas Matilde!, desgraciadamente la celosa suegra no vio con buenos ojos y en un ataque de furia golpeo con el metate a la pobre Matilde gritándole: ¡Eres una coqueta!, la golpeó repetidamente hasta dejarla sin vida en el suelo”, relató.

Señaló que la suegra intentando ocultar su crimen, simuló que Matilde había caído y se había golpeado. Al llegar el esposo, se enteró de la desgracia y decidió junto a su madre, que colgarían el cuerpo para que la gente pensara que se había suicidado, fue así que a la luz de las antorchas fueron en busca del sitio ideal, el cual lo encontraron debajo de un árbol de palo blanco donde colgaron el cuerpo.

“Ocho días después un vecino encontró el cadáver en descomposición, las autoridades no tardaron en descubrir el crimen porque el niño que vivía con la familia (el cuñado de 9 años) delató el horrible crimen. La suegra y el esposo fueron a la cárcel. La señora murió en prisión, el esposo tras cumplir varios años de condena salió y ya no se supo nada de él, murió en el olvido, quizás devastado al enterarse que al morir su esposa tenía 4 meses de embarazo”, concluyó Ortega Avilés.

Cabe destacar que la infortunada Matilde fue sepultada debajo del Palo Blanco donde se simuló su suicidio, los habitantes aseguran que se ha vuelto una fuente de milagros especialmente a las mujeres que van y le rezan cuando desean tener un hijo.

Facebook Comments

Leave a Reply

error: El Contenido esta Protegido!!! Dogma-Argentina