Como en otros órdenes de la vida, en el deporte, cábalas, supersticiones, ocultismo y las malas rachas pueden afectar a los protagonistas. Para este equipo de beisbol de Chicago, el mal duró más de 100 años

Muchas veces, los deportistas y las instituciones deportivas no están exentos de padecer ciertos males, reñidos con la magia, el ocultismo, las rachas adversas y las maldiciones que les pesan. Claro queno hay mal que dure 100 años. Aunque a veces pueden durar algo más. Pero al final, como en las películas, el bien siempre triunfa. Y el éxito llega. Algo de eso les pasó a los Cubs (Cachorros) de Chicago, una importante franquicia de Béisbol, uno de los cubs-2deportes más importantes en Estados Unidos, que debió esperar… ¡108 años! para romper una racha adversa, cuando la semana anterior logró enterrar varias maldiciones que parecían pesar sobre esa entidad, que parecía ser perseguida por un conjuro en su contra. Ahhh, cosas de las estadísticas: en el filme “Volver al Futuro II” pronosticaban que serían campeones en 2015… ¡El escritor de la saga le erró apenas por un año en su predicción!

 

Tiempos de gloria
Los Cubs de Chicago habían ganado lo que los mismos yanquis denominan la “Serie Mundial” en 1908, alcanzando la gloria que todo equipo sueña con tener. Sin embargo, por algunas cuestiones reñidas con historias bastante oscuras, debieron aguardar más de un siglo para volver a gritar campeones. Eso sí, con el logro obtenido días atrás, ya es pasado una oscura maldición que parecía perseguirlos.
En los deportes, las excusas al momento de perder un título suelen aflorar sin pruritos. Pero lo de los Cubs parecía romper con toda lógica, hasta esa que hace que un hincha vaya a ver al club de sus amores con una musculosa en pleno invierno, si eso sirve para mantener un invicto. Lo cierto es que parecía que al equipo de Chicago lo perseguía una malaria que no había amuleto que se la sacara.

La maldición de la cabra
Todo comenzó en 1945, cuando se produjo un conjuro que pareció surtir muy buen efecto. Si bien los Cubs hacía ya años que no ganaban una serie mundial, esa temporada se enfrentaban ante los Tigres de Detroit por la Serie Mundial, en un choque clave.
Fue entonces que un hombre de negocios, Billy Sianis, intentó ingresar al estadios de los Cachorros, pero quiso ver el encuentro junto a su cabra y se lo impidieron, dado que los organizadores adujeron que no resultaba apropiado, y en especial cubs-4porel olor del animal. Visiblemente enojado, Sainis lanzó una maldición de las peores: “¡Los Cubs no ganarán nunca más una Serie Mundial!”. Lamentablemente para los Cub,s perdieron esa serie ante Detroit y, posteriormente, año tras año, traspié a traspié, se fueron engrandeciendo los dichos de Sianis. Cada temporada sin títulos parecía agrandarse el monstruo: los Cubs no sólo tenían que vencer a sus ocasionales rivales sino a una maldición que se mantenía latente.

Se agranda la brecha
La paciencia de los fans de los Cubs parecía ir terminándose, cuando el 14 de octubre de 2003 pareció agrandarse aún más la agonía. Ese día, Chicago estaba muy cerca de alcanzar la chance de al menos llegar a la Serie Mundial -algo que no ocurría desde aquel nefasto 1945-: vencían 3-2 la final de la Liga Nacional contra Florida y estaban 3-0 arriba en el sexto partido de la serie. Pero entonces se produjo un hecho insólito: Steve Bartman, un hincha que ocupaba una de las primeras gradas del Wrigley Stadium, trató de adueñarse de una pelota que se le aproximaba luego de un golpe de bateo que salió alto. Pero sucedió que se interfirió en medio del jugad

CLEVELAND, OH - NOVEMBER 02: Anthony Rizzo #44, David Ross #3 and Jason Heyward #22 of the Chicago Cubs celebrate with actor John Cusack (R) after defeating the Cleveland Indians 8-7 in Game Seven of the 2016 World Series at Progressive Field on November 2, 2016 in Cleveland, Ohio. The Cubs win their first World Series in 108 years. (Photo by Ezra Shaw/Getty Images)

or Moises Alou, de los Cubs y que trataba de dejar fuera juego a un oponente. Bartman se lo impidió y Alou lo apuntó con furia ante todo el estadio, que deliraba de bronca. Ese estado de nerviosismo impactó para que el equipo se desconcentrara, Florida dio vuelta el partido, y mientras a Bartman era agredido con proyectiles y debía ser retirado por los agentes del orden, Chicago perdió aquella serie increíble y Bartman desapareció hasta la actualidad, sin que se supiera si se mudó o lo tragó la tierra.

Más de 100 años
un viejo lacónicamente dicho reza “no hay mal que dure 100 años”. Sin embargo, en el caso de los Cubs sí, porque la espera de los fanáticos de los Cachorros duró exactamente 108 años. Lo increíble fue toda la expectativa de su gente llegó a su fin días atrás, cuando en una partida dramática, y luego de estar en desventaja por 3-1 la serie, los sufridos “Cachorros”lograron dar vuelta el juego y en una histórica remontada derrotaron 4-3 a los Indios de Cleveland. Todo durante una disputa espectacular, en la que los de Chicago ganaron en entradas suplementarias por 8 a 7, para derrumbar varios mitos y una cabra esquiva.

“Volver al Futuro II” casi le pega con la fecha

Además de romper con 108 años de sequía, muchos recordaron que, durante el filme “Volver al Futuro II”, la segunda zaga de la famosa película, rodada en 1989, en uno de los «viajes» en el tiempo, cuando el actor Michael J. Fox en su personaje de Marty McFly se traslada en el vehículo DeLorean especialmente acondicionado hasta el 2015 para evitar que su hijo caiga en prisión, en medio de su confusión logra ver una pantalla gigante que anuncia el triunfo de los Cubs de Chicago. Un resultado que deja a Marty en un estado de incredulidad. El filme no acertó aquella vez, como en otras prcubs-5edicciones que sí se dieron, pero estuvo muy cerca de lograrlo. Después de tantos años sin gritar campeón, año más o menos, es lo que menos importa.

Facebook Comments

Leave a Reply

error: El Contenido esta Protegido!!! Dogma-Argentina