Niño asegura que viene de Marte y sorprende a los escépticos con predicción escalofriante

Boris Kipriyanovich siempre tuvo algo único. Sin embargo, cuando el niño dijo que era de Marte, muchos tildaron sus historias de falsas. Pero luego, algunas de sus predicciones sobre la humanidad resultaron ser correctas. Esta es su historia.

El niño marciano

Él es Boris Kipriyanovich, un niño que no se parece a ningún otro. Según lo que pensaban sus padres, había nacido y crecido en Rusia. Pero su hijo intuía que ya había existido en otro lugar, fuera de este planeta.

Pero antes de llegar a eso, es crucial saber que, desde muy joven, quienes rodeaban al pequeño sabían que era diferente. No solo pensaban que era el mejor niño del mundo, como suelen hacer los padres y los abuelos. Todos los que rodeaban a Boris sabían que había algo extraordinario en él.

Por ejemplo, Nadia se enteró de que el bebé promedio no sostiene su propia cabeza hasta los dos a cuatro meses. Pero, según ella, Boris era diferente: ¡tenía la fuerza para sostener la cabeza por sí mismo apenas dos semanas después de nacer! Y eso no es todo.

Sus habilidades especiales

Así que Boris parecía tener una superfuerza de bebé. Pero sus habilidades especiales no se limitaban a las hazañas físicas; el pequeño Kipriyanovich también mostraba signos de estar avanzado intelectual y emocionalmente para su edad. Nadia recuerda que empezó a hablar muy temprano.Mientras que muchos niños comienzan a hablar hacia su primer año de edad, Boris estaba muy adelantado en este hito. Su madre afirma que el pequeño dijo sus primeras palabras con apenas seis semanas de vida. A los 18 meses, el talentoso niño estaba aprendiendo a leer cuando sus compañeros aún estaban aprendiendo a hablar.

En el jardín de infancia con 2 años de edad

Nadia y otros adultos estaban sorprendidos por la inteligencia y las habilidades de Boris. Aprendía a leer mientras otros niños de su edad apenas perfeccionaban el arte de hablar y caminar. Pero, ¿qué iban a hacer con un niño tan especial? Pronto, Nadia obtuvo respuestas.

A pesar de tener apenas dos años, una guardería local se puso en contacto con Nadia y le ofreció a su hijo un lugar en la clase. Aunque los demás niños tenían unos 5 años, era fácil ver que Boris sería capaz de seguirles el ritmo. Y había un área específica en la que Kipriyanovich superaba a todos…

Un niño experto en el espacio

Había muchas cosas que Boris sabía y que dejaba asombrado a su entorno con su inteligencia. Pero había un tema en el que parecía un pequeño experto: el espacio. La astronomía no era algo de lo que se hablara mucho en el jardín de infancia, pero Kipriyanovich sabía bastante.

Niño que dice ser de Marte hace una predicción extrañamente precisa
YouTube a través de Speedy Facts

«Desde pequeño, teníamos muchos libros de astronomía», explicó Nadia, la madre de Boris, en una entrevista. «Cuando tenía entre tres y cuatro años, abrió esos libros y empezó a enumerar las galaxias, a pesar de que estaban en latín. No lo podíamos creer».

Se lo nombró un genio

Boris parecía tener habilidades sobrehumanas, tanto físicamente cuando era un bebé como intelectualmente. Podía enumerar un sinfín de datos divertidos sobre el espacio y sabía cosas que ni siquiera los adultos de su entorno entendían del todo. Todos se preguntaban cómo había aprendido Kipriyanovich esta información.

Niño que dice ser de Marte hace una predicción extrañamente precisa
Facebook a través de Boris Kipriyanovich-Boriska

El niño parecía conocer la física del espacio, las constelaciones y los planetas. Con el tiempo, los expertos en infancia se enteraron de la existencia de este niño único, y los psicólogos y otros investigadores no tardaron en conocerlo. Y una vez que lo hicieron, lo nombraron genio. Pero luego las cosas cambiaron.

El origen de todo

La familia de Boris estaba entusiasmada con las opiniones de los expertos. El niño era oficialmente un genio, un título que su familia consideraba adecuado para él. Incentivaban su inteligencia y escuchaban atentamente cómo Kipriyanovich compartía todas las maravillas de su cerebro.

Niño que dice ser de Marte hace una predicción extrañamente precisa
YouTube a través del Proyecto Camelot

Pero un día, las cosas empezaron a ser algo preocupantes. Boris se había ido de camping con su familia y algunos amigos íntimos. La mayoría de ellos conocían la superinteligencia del niño y estaban acostumbrados a sus conocimientos fascinantes. Pero durante la escapada, Kipriyanovich dijo algo que los dejó a todos boquiabiertos.

Contó una extraña historia

Como es común en los campamentos, el grupo de familiares y amigos pasó las noches sentados alrededor de una fogata, manteniéndose calentitos, cantando canciones y contando historias. Y una de esas noches, Boris les comunicó a todos que tenía algo especial que compartir con ellos.

Kipriyanovich decía que su historia era un gran secreto y que la gente quería escuchar lo que tenía que contar. Pero el pequeño siempre tenía historias y datos interesantes, así que el anuncio no llamó mucho la atención de los demás alrededor de la fogata. Poco a poco, tenía todas las miradas puestas en él.

Venía de Marte

Después de que Boris insistiera para que todos escucharan su historia, por fin logró que le prestaran atención. Sentados alrededor de la fogata, con todos los ojos puestos en él, Kipriyanovich afirmó algo impactante: era originario de Marte y que, de alguna manera, había terminado en la Tierra.

El joven explicó que había vivido en Marte en su vida pasada y que luego había renacido en nuestro planeta. Y mientras todo el mundo alrededor de la fogata prácticamente se quedó sin palabras por la sorpresa, hubo una persona que no lo hizo: la madre de Boris. Ella no estaba para nada conmocionada por la noticia.

Había otros

La madre de Kipriyanovich no se sorprendió porque no era la primera vez que escuchaba a su hijo hacer tales afirmaciones. Cuando tenía unos cinco años, Boris le había dicho a su madre que era de Marte. Pero nunca antes lo había oído describir con tanto detalle lo que ocurría allí.

Ahora bien, el hecho de que Nadia no se haya sorprendido no significa que le haya creído completamente a Boris. Pero el joven estaba seguro de lo que afirmaba. Y no solo eso: Kipriyanovich dijo que no estaba solo. Según él, había otros niños originarios de Marte que habían renacido en la Tierra.

Los niños índigo

Boris no fue el primero en contar historias de niños de Marte que renacieron en la Tierra. Los que creían en esta idea los llamaban «niños índigo», un nombre para quienes tenían características inusuales y a veces sobrenaturales. Según Kipriyanovich, él y los demás niños índigo tenían una misión especial.

Y, aunque Nadia no le creyó del todo, tampoco le iba a decir que toda su historia era una mentira. Así que la madre lo llevó a reunirse con los científicos para compartir su historia. Y lo que dijeron la sorprendió aún más: estaban impresionados por el conocimiento de Boris sobre el espacio, ya que sabía cosas que solo conocían los expertos.

Una predicción impactante

Gracias a la sabiduría fuera de este mundo de Boris, los expertos prestaban atención cuando empezaba a hacer predicciones extrañas. La gente se sorprendió por la confianza del joven al compartir lo que muchos habrían considerado una teoría ridícula, que según él era crucial para la humanidad.

historia verdadera
Marco Di Lauro / Stringer/Getty Images

Según Boris, una de sus misiones en la Tierra era decirle a la gente que había algo escondido dentro de la famosa Esfinge egipcia; y ese algo podría alterar el mundo. El joven difundió que «la vida humana cambiará cuando se abra la esfinge». Y al parecer, Kipriyanovich sabía cómo abrirla.

La entrada secreta de la Esfinge

Kipriyanovich siguió explicando con una certeza inquietante cómo descubrir los secretos del interior de la majestuosa Esfinge. Una vez abierta, la humanidad comprendería su misión en Marte y descubriría los secretos para cambiar el mundo. Pero primero tenían que entrar. Y él sabía cómo.

historia verdadera
JOSEPH EID / Colaborador/Getty Images

Boris explicó que había una puerta secreta que los humanos aún no habían encontrado. Y la entrada se encontraba a la vista: detrás de la oreja de la Esfinge. Por desgracia, Kipriyanovich sabía dónde estaba el portal, pero no sabía cómo abrirlo. Pero tenía una gran cantidad de información.

La pirámide protege algo

Boris dijo que los humanos tenían que averiguar no solo cómo abrir la puerta detrás de la oreja de la Esfinge, sino también cómo acceder a los secretos ocultos en el interior de las pirámides de Giza. Así es: los secretos que los niños índigo afirmaban que se guardaban dentro de estas antiguas estructuras.

Boris no era el primero en especular que las pirámides egipcias tenían un significado sobrenatural. Las estructuras se erigieron mucho antes de que existieran las herramientas modernas y, sin embargo, se asentaron perfectamente bajo las estrellas. Esto llevó a algunos a pensar que escondían algo. Y Boris profundizó aún más en el tema…

15 años después…

Kipriyanovich tenía apenas siete años cuando hizo las notables afirmaciones que llamaron la atención de los expertos. Pero todo el revuelo no tardó en desaparecer, ya que, a pesar del extraordinario conocimiento del niño, sus predicciones no conducían a ninguna parte. Pero quince años después, todo cambió.

historia verdadera
Patrick CHAPUIS / Colaborador/Getty Images

Boris había pasado de ser un niño a un adulto de 22 años cuando se demostró que una de sus teorías era correcta. Los investigadores que trabajaban en el interior de las pirámides no buscaban lo que Kipriyanovich dijo que existía una década antes, pero eso fue exactamente con lo que tropezaron por casualidad.

El secreto de las pirámides

El hallazgo se produjo gracias a una tecnología avanzada que no existía 15 años antes, en el momento en que Boris hizo sus afirmaciones. Los arqueólogos utilizaron una nueva tecnología de imágenes de rayos cósmicos que les permitió ver lo que había del otro lado de las paredes de las pirámides sin tener que derribar nada.

Y gracias a ello, los arqueólogos encontraron algo crucial en el interior de las pirámides por primera vez desde el siglo XIX. En el interior de la Gran Pirámide de Guiza, construida hace aproximadamente 4.500 años, había una cámara secreta que los científicos nunca habían visto. Y este hallazgo suponía una pista de algo más.

Comienza un misterio

La herramienta les permitió a los científicos comprender un poco la cámara secreta. Pudieron saber que se trataba de un área de nada menos que 30 metros que se encontraba directamente encima de la Gran Galería. Los arqueólogos decidieron que merecía la pena excavar la zona. Y así comenzó el cuidadoso y arduo proceso.

historia verdadera
Patrick CHAPUIS / Colaborador/Getty Images

Los arqueólogos ya sabían que no había ningún tesoro en el interior; lo comprobaron gracias a sus herramientas de alta tecnología. Pero podría haber más cosas ahí dentro, como pistas para desvelar los secretos de la Gran Pirámide. Pero, una vez excavada, la encontraron vacía. Sabían que tenía que haber una razón para su existencia.

Vuelve el marciano

El hallazgo, que lleva quince años en marcha, se remonta a aquel misterioso y genial niño que decía ser de Marte. En su momento, los canales de noticias de Rusia se volvieron locos con la increíble historia de Boris. Y finalmente, se convirtió en lo que hoy llamaríamos «viral».

Kipriyanovich hizo varias apariciones en pantalla y reveló cada vez más detalles sobre su vida pasada en Marte. Explicó que los extraterrestres se parecían «bastante» a la gente de la Tierra, pero al mismo tiempo «no tanto». Dijo que la gente de Marte era «más capaz» que la de la Tierra. Pero eso no es todo lo que dijo.

Habló de ovnis

Con el tiempo, los entrevistadores pasaron a hacer preguntas sobre cosas que iban más allá de la apariencia marciana. La gente quería saber lo que Boris pensaba sobre un tema que desde hacía tiempo interesaba a muchos en la Tierra: los ovnis. Y el joven tenía mucho que decir al respecto.

historia verdadera
CIA a través de Wikimedia Commons

Contó que había sido piloto en su vida pasada en Marte y que a menudo viajaba en ovnis. Detalló cómo alimentaban los ovnis con energía de plasma, lo que les permitía «viajar en el tiempo y el espacio, en naves espaciales redondas» a otros planetas y galaxias. Estas experiencias condujeron a lecciones que Boris quería compartir con la Tierra.

Una guerra entre planetas

Según Boris, había visto muchas cosas durante su época de piloto. Contó a los entrevistadores que «la gente de Marte viajó por muchas galaxias y sistemas planetarios». Pero como piloto, Kipriyanovich también vio ocurrir cosas mucho más oscuras, como una guerra durante su adolescencia.

Y a pesar de su corta edad, Boris también luchó. «Recuerdo aquella época, cuando tenía unos 14 o 15 años», dijo. «Los marcianos estaban haciendo guerras, así que a menudo tenía que participar en ataques aéreos con un amigo mío». Y esa fue parte de la razón por la que Kipriyanovich acabó en la Tierra.

Un final trágico

Poco a poco, los detalles de Boris sobre la vida en Marte pasaron de los ovnis y las pirámides a algo más espantoso: su muerte en su planeta natal. El niño de 7 años explicó con todo lujo de detalles cómo las cosas fuera de la Tierra dieron un giro oscuro. Y todo eso sonaba inquietantemente conocido.

Kipriyanovich explicó que las cosas se pusieron feas cuando la energía nuclear entró en escena. Según el joven, en Marte había varios grupos tribales, y estos diferentes grupos hicieron la guerra entre sí. Esta lucha acabó convirtiéndose en nuclear, y el resultado fue la razón por la que Boris renació en la Tierra…

Los marcianos vigilaban la Tierra

Boris explicó que, en el trágico giro de los acontecimientos, la mayoría de los habitantes de Marte fallecieron. La guerra causó la muerte de casi todos los marcianos, excepto unos pocos. Y según Kipriyanovich, él y los demás que sobrevivieron empezaron a prestarle mucha atención a los acontecimientos en la Tierra.

Boris y sus compañeros se dieron cuenta de que era probable que la Tierra siguiera el mismo camino que Marte en lo que respecta a las potencias nucleares. Les asustó la idea de que otro planeta provocara su propio fin por eso y vieron cómo los terrícolas seguían construyendo y reuniendo más armas nucleares.

La misión de Boris

Y la obsesión por la energía nuclear no era la única similitud entre la Tierra y Marte. Había algo más en la historia que los llevó a renacer en la Tierra. Boris explicó que los líderes del planeta también fueron los que asustaron a los supervivientes de Marte y los llevaron a su misión.

Vio la forma en que los líderes del mundo discutían entre sí y tenían sed de poder, algo que Boris vio ocurrir en Marte antes del trágico final del planeta. Kipriyanovich dijo que su pueblo natal «se volvió agresivo e inició guerras entre sí». Así que vino a la Tierra para evitar que ocurriera lo mismo aquí.

Ya crecido

Lo que empezó como una historia increíble contada alrededor de una fogata durante una escapada de fin de semana había dado lugar a acontecimientos que pusieron el mundo de Boris y su familia patas para arriba. Y es posible que otros en el mundo que prestaron atención a lo que el niño decía se sintieran de manera similar.

La razón por la que algunos creen que el niño de Marte podría ser real
Facebook a través de Boriska Kipriyanovich

La gente escuchó con asombro, y algunos con total incredulidad, mientras Boris aparecía en televisión y en documentales durante años. Compartió sus historias sobre ser piloto, los ovnis, las guerras en Marte y el aspecto de los marcianos. Por supuesto, había quienes creían a Kipriyanovich y quienes no. Pero un día, algo cambió.

Alejarse de la atención pública

Durante años y años, Boris compartió su historia en voz alta y con orgullo. A pesar de los que lo odian, de los que lo critican y de los que se burlan de él, Kipriyanovich siguió haciendo apariciones y compartiendo con confianza las historias de su vida pasada como marciano en Marte. Luego, algo cambió.

Poco a poco, las apariciones de Kipriyanovich en la televisión y los documentales disminuyeron. Antes estaba disponible para cualquier entrevista, pero ahora rechazaba algunas oportunidades. Y con el tiempo, se alejó de la atención mediática para siempre. Y fue entonces cuando la gente empezó a preguntarse por su paradero

¿Adónde fue?

Algunas personas se olvidaron rápidamente del chico de Marte que dominó los titulares y fue objeto de innumerables documentales durante años. Tan rápido como llegó a la vida de la gente, parecía haberse ido. Y algunos ni siquiera se inmutaron ante la serie de acontecimientos.

La razón por la que algunos creen que el niño de Marte podría ser real
Facebook a través de Boriska Kipriyanovich

Hubo otros que sí se dieron cuenta de la desaparición de Boris. Algunos agradecieron que se alejara de la atención, ya que creían que estaba difundiendo información falsa y conspiraciones. Pero otros, que creían que era uno de los niños índigo especiales, pensaban diferente. Así que empezaron a investigar a dónde había ido.

¿Vive en un pueblo remoto?

Los que se preocupaban por Boris y creían en sus historias querían saber adónde había ido el chico de Marte. Al fin y al cabo, todavía había mucho que aprender de él: los secretos de la esfinge, cómo acceder a las pistas para la humanidad de la Gran Pirámide y cómo evitar el fin del mundo.

Sus creyentes no querían correr la misma suerte que Marte y buscaron la guía de Boris. Pero al no encontrarla, sus seguidores empezaron a pensar que tal vez Kipriyanovich ya no quería la atención. Teorizaron que el niño, que ahora era un joven, vivía en una aldea remota con su madre.

Bajo custodia del gobierno

Algunos de los seguidores de Boris creían que el protagonismo era demasiado para el chico de Marte. Creían que, después de años de difundir su verdad y recibir mucha atención (tanto buena como mala), estaba listo para dejar de ser el centro de atención y vivir una vida normal.

Creían que Kipriyanovich se había mudado a un pueblo remoto con su madre para alejarse de todo. Pero otros no se apresuraron a pensar que era la elección del niño: algunos creían que el gobierno de Vladimir Putin tenía la custodia del niño de Marte ya que conocía demasiados secretos de la humanidad

Otras de sus predicciones

Pero más allá de que algunos creyeran que estaba bajo custodia del gobierno o que simplemente había elegido llevar una vida normal alejada de todos, sus creyentes se preocupaban por las predicciones de Boris. Al fin y al cabo, el chico de Marte tenía más predicciones, aparte de las relacionadas con la esfinge y las pirámides.

Kipriyanovich también predijo que los polos se voltearían, lo que significa que los campos magnéticos de la Tierra se invertirían; algo que podría tener un impacto mortal. Boris también dijo que el mundo experimentaría una inundación global. Pero los años en los que predijo que ocurrirían estos eventos llegaron, y no sucedieron.

La verdad

Así que, ¿cuál era la verdad? Algunos desestimaron el discurso de Boris por considerarlo un chanchullo, aunque cambiaron de opinión cuando sus predicciones sobre la Gran Pirámide parecieron hacerse realidad. Pero, muchas de sus otras predicciones no se cumplieron cuando dijo que lo harían. Entonces, ¿es realmente de Marte?

Desde que se alejó de los focos y tuvo predicciones inexactas, Boris ha perdido algunos seguidores. Pero, a pesar de no hacer ninguna aparición últimamente, ha continuado sumando creyentes también. Personas que creen que él y otros niños índigo realmente existen y necesitan ser escuchados…

Facebook Comments

Leave a Reply

error: El Contenido esta Protegido!!! Dogma-Argentina